VACACIONES EN PAZ

Más de 30 millones de niñas y niños de todo el mundo han sido víctimas de desplazamientos forzosos a causa de la violencia y la guerra. Millones más huyen de la pobreza extrema y la falta de servicios básicos, como salud o educación”.

Desde el inicio del conflicto armado saharaui-marroquí, se concreta la puesta en marcha durante los meses estivales de unas colonias infantiles en la costa de Argelia con el fin de que los niños y niñas saharauis en el exilio puedan distanciarse temporalmente de la realidad de los campamentos de refugiados, de las carencias (alimenticias, educativas, sanitarias) que soportan y sufren, el programa se inicia en el verano de 1976, con grupos reducidos de niños.



Es en el verano de 1979, gracias a la colaboración entre el Frente Polisario y el PCE, cuando llegan a España los primeros 100 niños/as saharauis, que se reparten entre tres comunidades: Andalucía, Valencia y Cataluña. Esta iniciativa  surge con el objetivo de  apartar a estos pequeños de la guerra y de las duras condiciones del desierto durante los meses de verano.

La experiencia resulta tan beneficiosa, que a mediados de los años 80, se pone en marcha el programa “Vacaciones en Paz”, sin duda el proyecto estrella de todos los que llevamos a  cabo las diferentes Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui del estado español.

Los niños y niñas saharauis son los verdaderos embajadores de la causa, son los que cada verano, nos empujan a  seguir pidiendo justicia para su pueblo.

“Vacaciones en Paz”, consiste en el acogimiento durante los meses de Julio y Agosto de niños y niñas saharauis por familias españolas.

El proyecto tiene entre sus principales objetivos:

  • Posibilitar a la población infantil saharaui de los Campamentos de Refugiados salir de las duras condiciones en las que viven, y alejarles de las altas temperaturas del desierto Argelino, que en verano pueden alcanzar  los 50º
  • Realizarles reconocimientos y tratamientos médicos que resultan imposibles en los Campamentos, estudiando las posibilidades de diferentes tratamientos según las necesidades.
  • Proporcionar un equilibrio alimenticio que les permita recuperar los niveles necesarios de nutrientes.
  • Fomentar el aprendizaje del castellano, segundo idioma oficial de la RASD.
  • Potenciar los lazos históricos que unen el pueblo saharaui con el pueblo español, concienciando a la población española sobre el problema que sufren desde hace más de 40 años.
  • Crear vínculos familiares durante la acogida que perdurarán una vez que regresan a los campamentos (envío de alimentos, medicinas, visitas a las familias, etc.)

Vacaciones en paz en tiempo de corona-virus

Este año está siendo complicado para todos y lo es aún más para nuestros niños saharauis, que cada año esperan con anhelo el verano, para poder escapar por unos meses del calor infernal que azota por estas fechas los campamentos.

En muchos casos viven experiencias desconocidas hasta ahora, como ver por primera vez el mar, ir a una piscina, subirse a un avión… entre muchas otras, en el caso de niños que ya han tenido la oportunidad de venir antes, el reencuentro con sus familias de acogida es un momento muy esperado por parte de todos, lastimosamente este verano no se podrán repetir todas estas historias. Este verano no queremos que  los niños saharauis pierdan la ilusión, por eso vamos a  poner todo de nuestra parte para que sigan teniendo su verano en PAZ, a pesar de las difíciles condiciones que conllevan vivir  en un campamento de refugiados.  Por todo esto pondremos en marcha el proyecto SONRISAS EN EL SAHÁRA, el cual ya hemos  realizado años anteriores, pero para poder alcanzar al mayor número de niños necesitamos de TÚ ayuda.



«La paz no es solamente nuestro objetivo final, sino también la única manera en que lograremos nuestro objetivo»

Martin Luther King